jueves, 13 de junio de 2013

CONSTRUIR UN MURO DE LADRILLOS





Para algo nos llaman a los albañiles "los currantes del ladrillo", ya que esa es una de las tareas más comunes de ese oficio. Como todos sabéis, hay distintas clases de ladrillos, cada cual para su caso específico, y ya sabéis también las distintas partes del ladrillo: el canto (la parte larga), la testa (la parte corta), y la tabla (la base superior), que sirve para describir cada una de las partes, según cómo se desee poner el ladrillo y la forma que tenga.
 Otro tema es el de los aparejos,  de los que hay de diversa formas, aparte del conocido aparejo español, que luego vienen otros llamados flamencos, inglés, holandés, etc...., cada cual de su forma distinta, que sirven para romper la monotonia, embellecer, y al mismo tiempo, como no se cruzan las juntas, tener una construcción (fábrica de ladrillo)  más cohesionada.

 También existe la manera de ponerlos a sardinel, tanto para dejar mejor acabado y rematado en la parte superior, como para formar un dintel de ladrillos en la partes superior de una ventana.


 La técnica de construcción de un muro de ladrillos macizos es similar al de las piedras. Lo esencial para que un muro sea sólido es escoger un montaje adecuado, y velar por la horizontalidad y la verticalidad.

 

 EL MONTAJE

Para las pequeñas construcciones, se adoptará generalmente un montaje de ladrillos español: se colocan dos ladrillos lado con lado, planos, a lo largo, después un ladrillo a lo ancho, y así sucesivamente (el ancho es igual a la mitad del largo). 


Se procederá de la misma manera para la hilada superior. 


Se pueden realizar otras disposiciones: el montaje flamenco, por ejemplo, consiste en colocar una hilera doble de ladrillos a lo largo, después una hilada de ladrillos a lo ancho. 


Si el muro es muy ancho, se adoptarán montajes más complejos, pero todos basados en la intercavación de las juntas.

 

LA PREPARACIÓN DE LOS LADRILLOS

Deben estar limpios (sin tierra ni yeso) y en buen estado. Los ladrillos resquebrajados se rechazarán: se reconocen golpeándolos con la paleta, si tienen un sonido claro están intactos. 


Antes de colocarlos, sumergirlos en agua para que se empapen. Los ladrillos secos absorben el agua de la mezcla del mortero, lo que puede producir una fragilidad en la construcción.

 

 LA COLOCACIÓN

Se comenzará colocando ladrillos en una extremidad. Aplicar una capa de mortero bastardo con la paleta. Éste debe ser suficientemente untuoso y flexible (evitar los morteros de cemento puro). El ladrillo se coloca encima directamente, lo que significa que el mortero debe ser suficiente para sobrar en cada lado.

 

Vigilar la alineación. Utilizar un cordel extendido sobre los postes colocados en cada extremidad del muro: el cordel se monta sobre el poste de hierro y a medida que se va elevando el muro. 


Cerciorarse de que los ladrillos están alineados. Si hay alguno que sobresale, dar unos golpes con el mango de la paleta para hacerlo bajar. Si estuviese muy bajo, sacarlo, añadir mortero y volverlo a su sitio. 


Si el mortero no refluye lo suficiente entre dos ladrillos vecinos, poner un poco en las juntas. Se puede poner un poco de mortero en la punta del ladrillo antes de colocarlo.

 

Una vez que haya montado algunas hileras, verificar la verticalidad con ayuda de una plomada. Si el muro es muy elevado, se tiene que dejar colocada la plomada para que se realice correctamente la elevación, dejando puestos dos reglas a plomo en los extremos de la pared a levantar, por ejemplo. No lo hagas a ojo, te llevarías una desilusión.

 


 LAS JUNTAS

El espesor normal de las juntas en una pared de ladrillos visibles que no se va a recubrir es de 1 centímetro aproximadamente; puede ser un poco más grande si el muro se recubre.


La regularidad de las juntas es esencial para que el muro tenga un buen aspecto. Lo más sencillo es utilizar pequeñas varillas de corte cuadrado que se colocarán al borde de la hilera (una de cada lado); el espacio entre las varillas se rellena con mortero. Una vez colocada la hilera puedes proceder a retirar las varillas.

 

También se pueden utilizar pequeños calces de 1 cm de altura que se colocan para cada ladrillo. Los profesionales lo realizan a ojo, ya que la colocación de las varillas les hace perder tiempo. Sin embargo, tienen la ventaja de que las juntas quedan completamente regulares.

 

El acabado de las juntas: cuando el muro ya está acabado, las juntas forman cruces (espacio dejado entre las varillas). Para obtener un efecto decorativo se debe realizar un rejuntado de acabado consistente en poner un poco de mortero y darle forma.

 

Las juntas pueden ser circulares, en forma de cruz, en bies, en tabiques (derechos), o moldeadas con diversos perfiles. Nunca deben sobresalir. Para realizar las juntas hay que cepillar el fondo con un cepillo duro y se humedece. Depositar un cordón de mortero hasta el interior de la cruz, y darle forma alisándola con un hierro de juntas. Para algunas paredes decorativas, se usa mortero blanco (o coloreado). Limpiar enseguida los restos de cemento de la pared, que puede ser con una esponja, esparto o cepillo.

 

LAS EFLORESCENCIAS

A veces aparecen en las paredes de ladrillos visibles unas manchas blanquecinas. Se trata de sal proveniente de los materiales de construcción que afloran a la superficie durante el secado. 


Para quitarlas, se pueden lavar con agua clara, que las disuelve. Si las manchas persisten después del lavado, se le añadirá al agua un poco de ácido clorhídrico.

 

EL CORTE DE LOS LADRILLOS

Se realizará con la ayuda de un martillo, de un cincel, o de una sierra especial. Comenzar por trazar el corte con una tiza y realizar un corte en los cuatro lados imprimiendo pequeños golpecitos con el martillo. Separar enseguida los dos pedazos con un golpe de maceta.

 

 COLOCACIÓN DE LADRILLOS HUECOS

La técnica de base es la misma que para una pared de ladrillos macizos; pero el trabajo es más fácil y rápido ya que los elementos son mayores. Las construcciones de ladrillos huecos deben recubrirse: se puede entonces adoptar un espesor de 2 cm para las juntas si se desea.

 

El montaje es más sencillo, pues los ladrillos huecos se colocan siempre a lo largo y nunca a lo ancho. 


Se suele realizar un doble cordón de mortero untuoso a cada lado de la hilada precedente, y después se colocan los ladrillos encima, dando pequeños golpes con el mango de la paleta. Se debe respetar el principio de las juntas rotas.

 


En el interior, los ladrillos huecos se montan generalmente en yeso. 


La base del tabique se coloca sobre una base (lo más corriente una cuña de 5 cm de espesor) que da al tabique cohesión. Vigilar con regularidad la verticalidad.



LA CONSTRUCCIÓN DE DINTELES O CARGADEROS

El dintel es la parte superior que cierra transversalmente el hueco de las ventanas, que generalmente suele ser unas vigas o viguetas con suficiente carga en ambos lados, o bien puede ser una piedra colocada encima que hace las veces de viga o dintel.

Sin embargo, el albañil puede hacerse el propio dintel con los mismos ladrillos, poniendo una madera aguantada por otro par de maderas, como podéis ver el la foto de arriba, o bien con ladrillos que sostienen la madera, y encima añadís el mortero, con por lo menos tres varillas que formen el alma de la junta, y que por lo menos con la suficiente carga en ambos, de unos 15 cms y a continuación poner encima los ladrillos. Y las siguientes dos o tres hiladas, repetir la operación de ponerles varillas en las juntas que carguen en ambos lados de lo que será la ventana, y de esa forma se produce un efecto dintel o viga. 



A continuación os pongo el vídeo "como pegar ladrillos por Marcelo Galaz". Es un poco para reírse, porque a esa lentitud no se construye, y en España, como norma poner ladrillos así tendría que ser un mínimo de 40 ladrillos, aunque los albañiles buenos duplican y hasta triplican la colocación de ladrillos así como podréis ver en el vídeo en una hora. Pero igual lo cuelgo porque el vídeo me pareció curioso y al mismo tiempo gracioso:



5 comentarios:

  1. la puta ....q facil es!!!! Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Muy buen sitio, no abundan de estas características. LLegué aquí buscando una lista o gráfica de posibles terminaciones decorativas exteriores en los remates de pared de ladrillos, guardas hechas con ladrillos etc. Resulta que no hay semejante cosa pues hay muchas combinaciones de sardinel, guardas a tope del muro etc. Además aplaudo como se reivindica que no haya diferencias de género aunque en la obra no creo que ayude a mejorar el ritmo de trabajo jajaja

    ResponderEliminar