martes, 2 de agosto de 2011

¿CÓMO CALCULAR LOS MATERIALES COMO LOS ANTIGUOS MAESTROS CHINOS?



Una de las cosas que más enseñan en las supuestas escuelas para albañiles que han proliferado en los últimos tiempos, es a hacer cálculos. Si no sabes calcular, muy mal lo tienes en cualquier cosa de la vida.

Por ejemplo, quieres saber cuántos ladrillos vas a necesitar para hacer una pared. Hay que medir lo alto por lo ancho, y ver los metros cuadrados que nos da, o en su defecto los centímetros cuadrados, y luego calcular la superficie del ladrillo, cuyo resultado será la cifra con la que deberemos dividir la extensión calculada anteriormente, que nos dará como resultado la cantidad de ladrillos que harán falta más o menos. Por eso es muy importante un mínimo de conocimientos de aritmética, especialmente en cuanto se refiere a las famosas cuatro reglas de aritmética: saber sumar, restar, multiplicar y dividir, con el añadido extra de saber hacer un cálculo de regla de tres. Para ecuaciones y otros cálculos más complicados, ya están los arquitectos o los aparejadores, pero no suelen ser demasiado prácticos en los quehaceres diarios de las obras. En última instancia tenemos los recursos de los ordenadores, para los albañiles que sepan manejarlo, al menos a nivel de usuario.


Como habitualmente los albañiles somos bastante duros de la mollera, y nos es muy complicado de recordar, por ejemplo, las tablas de multiplicar es cosa habitual que un albañil disponga de una calculadora como una herramienta más (que incluso el propio teléfono móvil la lleva incorporada). Yo por lo menos todavía dispongo del recurso de los 10 dedos de mis manos para poder contar, en el caso de que no me acuerde o dude de alguna de las tablas de multiplicar, por ejemplo.


Y por si acaso supongamos que algún día desaparecieran las calculadoras, o no tuviéramos a mano alguna, quizás sería de mucha utilidad conocer una muy antigua manera de multiplicar que aplicaban los sabios chinos, un pueblo de una cultura milenaria, que ya eran civilización, cuando nosotros todavía vivíamos como los salvajes de la era de piedra. Os adjunto ese vídeo, que si lo memorizáis, seguro que os puede ser de utilidad en el momento menos esperado:

video





No hay comentarios:

Publicar un comentario