lunes, 2 de mayo de 2011

TAREAS DE PICO Y PALA. LOS ALBAÑILES CAMINEROS



Esas son una de las tareas más duras de la construcción, encomendada sobretodo a peones. Aunque hoy en día lo hacen máquinas de excavar, tipo retro, existen cosas donde no llegan las máquinas y deben de cavar los peones con sus picos y palas, aunque de ello tampoco se libran oficiales.


Antaño no existían máquinas, y todo debía de hacerse a mano, cuando se debían de preparar y dar forma a las zanjas para los cimientos o a las fosas para depositar las aguas fecales, sobretodo en aquella época que todavía no estaba desarrollada la red de cloacas de los pueblos. Asimismo incluso las zanjas para el paso de las cloacas o desagües debían de hacerse cavando y a pico y pala para extraer la tierra, atravesando las fincas particulares y las zonas públicas como las calles. También la construcción de pozos, que eran del diámetro adecuado para que el ser humano pudiera ir cavando hasta llegar al fondo donde encontrar agua, se hacia a pico y pala, y cuando el terreno era demasiado duro para cavarlo, se troceaba a base de explosiones con cartuchos de dinamita que se hacían estallar. He conocido a autónomos que sólo se dedicaban a excavar pozos, y cobraban a destajo según los metros de profundidad conseguidos en este cavar a pico y pala, o picando con martillo comprensor soportando con ello ruído y polvo debido a la falta de ventilación cuanto más profundo el pozo, hasta que aparecia el milagro de que el filtrado del agua se dejaba ver.



Exigía fortaleza y gran resistencia física, pues era tal el trabajo que procuraba, que te pasabas horas y horas, jornadas enteras, semanas,….cavando y cavando, dando con fuerza con el pico y sacando la tierra con la pala, llenando capazos y transportando la tierra a otras partes con carretillas. Era cansado, pero daba muy buena forma muscular en los jóvenes, aunque nadie se libraba de dolores de espalda, sobretodo los de más edad. Hoy las máquinas auxilian mucho en tan dura tarea, existiendo las retros, las máquinas perforadoras tipo martillo-comprensor, etc…. Pero sigue haciéndose manualmente en aquellos lugares donde no llegan las máquinas, como puede ser, por ejemplo, la ampliación de los sótanos de una bodega, que trata de ganar espacio a la tierra del suelo o de las paredes, ya que está bajo tierra y en su interior no puede entrar una máquina excavadora, como si fuera tarea propia de mineros, aunque lo hagan los albañiles.


Las herramientas básicas eran: los picos, las palas, los capazos, las carretillas, la paleta, y por si acaso la escarpa y la maceta para picar manualmente lo más duro y complicado. Los picos, usados para golpear y trocear el terreno, por un lado acababan en forma de punta, y por el otro en forma plana, para golpear más cómodamente según la forma del terreno a cavar. De las palas hay de dos clases: la plana de borde recto y la que termina con un borde de punta; la pala plana es ideal para los terrenos blandos, mientras que la que termina en forma de punta es ideal para terrenos más duros y compactos facilitando la penetración de la recogida de tierra o runa. Del capazo y de la carretilla, no cabe decir que son para la recogida de tierra o runa y transportarla manualmente al sitio indicado. Existen capazos standard, y otros más grandes: los grandes conllevan la ventaja de que se llenan más, lo que supone más rapidez y rendimiento, pero al mismo tiempo más esfuerzo y más cansancio, por lo que en general suelen ser rechazados por los albañiles, aunque ciertos encargados y patronos exigen su uso.


En definitiva, eso de excavar a mano agujeros, hoyos y zanjas esta es una de las tareas más duras y cansadas de los albañiles, donde terminas completamente reventado, y de ahí viene eso de “cabrón, trabaja de peón”, como se le diría a cualquier ministro, o a cualquier holgazán, y entendiera lo duro que es trabajar y lo injusto que es exigirle a los albañiles que se jubilen al llegar a los 67 años cuando tienen los huesos casi rotos de toda una vida cavando a pico y pala. Y lo que es peor: los honrados albañiles estamos obligados a usar y aguantar un pesado casco, aunque haga un sol de justicia, por las exigentes normativas de unos políticos que aparentemente nunca han manejado un pico y pala. ¿Alguien ha probado de cavar horas y horas, usando un pesado casco?.



No obstante con el paso del tiempo se inventarían esas máquinas que en buena parte sustituirían las viejas tareas de pico y pala, tales como las retroexcavadoras, aquellas que permiten mover las tierras para aplanarlas al nivel deseado, hacer las zanjas de los cimientos, y en definitiva las mismas que se emplearían en condicionar los terrenos para hacer las carreteras, urbanizaciones y cualquier otro tipo de infraestructura, especialmente las públicas, que incluso esas obras con las máquinas superaban con mucho los mismos presupuestos de edificación, de modo que muchos de los contructores que adquirieron esas primeras máquinas retroexcavadoras, adquirieron también apisonadoras, camiones, etc... llegando a hacer verdaderas fortunas, pues por ejemplo, para urbanizar unas calles, o sencillamente para hacer un tramo de carretera presupuestado en 2 millones de euros, poniendo las máquinas a trabajar y dejando la carretera asfaltada, se las ingeniaban para conseguir que les saliera por medio millón de euros, por ejemplo, y el millón y medio restante era ganancia, que aprovechaban para luego comprar más y mejores máquinas que utilizar para ese negocio tan rentable.

ALBAÑILES CAMINEROS, CONSTRUYENDO UNA CARRETERA

De modo que los constructores de obra pública, tiene su origen en un sector de la albañilería que se especializó en construir carreteras y derivados (urbanizaciones, túneles, autopistas, etc...), al servicio de la Administración, siempre llena de millones para gastar en infraestructuras públicas.




Y para cuando se termina la historia:





COMENTARIOS DESDE MI FACEBOOK:


Luis Segura Si, yo lo he probado y es un gustazo. El tema del casco al aire libre en medio de la nada es tambien muy util.Debemos pensar el daño que puede ocasionarnos una hoja que caiga de golpe sobre nuestras cabezas.
02 de mayo a las 9:54 · Me gusta
Luis Segura Es un gustazo tan maravilloso, que no me explico, porque privan a un selecto grupo de personas encarceladas de disfrutar de semejante placer. unos podian utilizar los picos para abrir zanjas, mientras otros las tapaban. El caso es que este placer (sobre todo en verano) les sea impedido incluso a algunos representantes sindicales que se permiten el lujo de hablar de trabajar. Como si supieran ellos lo que es eso. Es un gustazo. Que lo prueben los ZP que apollan las jubilaciones y ya veran como por aclamacion nos dan 10 añitos mas de trabajo.
02 de mayo a las 10:02 · Me gusta
Maria Del Mar Argente Xavier gracias, muy interesante
02 de mayo a las 11:40 · Me gusta
Concha Grima Gonzalez Durisimo!!!! Un saludo Xavier!!!!
02 de mayo a las 15:34 · Me gusta
Luis Loma Gracias por la etiqueta , Xavier . Un fuerte abrazo . AE !!
02 de mayo a las 17:31 · Me gusta
Saul Dalmau Paris un placer xavier! saludosssssssssssssssssssssssssss ya se te echaba de menos

No hay comentarios:

Publicar un comentario